Saltar al contenido
Información sobre tanatorios de España

Desde Infotanatorio deseamos explicarte qué es un VELATORIO ✅ Qué se hace en el, que indumentaria es aconsejable para asistir a uno, etcétera.

El velatorio es la etapa más peculiaridades del duelo, porque es, por de esta forma decirlo, la más pública. Y es que es el instante en que se acostumbran a recibir las condolencias de los familiares y amigos.

Pero, ¿Qué es precisamente un velatorio? ¿De dónde procede la práctica? ¿De qué forma se acostumbran a desarrollar en la actualidad? Ahora, te lo enseñamos todo.

¿Qué es un velatorio?

Rigurosamente, velatorio es el acto de velar, es decir, pasar la noche con el difunto. El criterio ha variado desde sus primeros usos de forma que hoy en día no se comprende solo de esa forma: velar es acompañar a un difunto desde que muere hasta que se le da sepultura o se incinera su cuerpo.

Este acompañamiento coincide con la recepción de condolencias por parte de familiares y amigos que se aproximan (En general al tanatorio) a enseñar sus respetos para asistir a sobrellevar el mal de la pérdida.

Origen y también historia

Los orígenes de los velatorios se remontan a la Edad Media cuando tenían una doble función: acompañar y despedir al difunto y asegurarse que las personas estaban fallecidas verdaderamente. Y es que las condiciones poco salubres de la temporada, en la que envenenamientos o coma etílicos eran usuales, hacían que las personas entraran en algo afín a una catalepsia que se podía confundir con la muerte.

Hasta hace solo unas décadas, todos los velatorios se hacían en los viviendas. No obstante, con el fin de proteger unas condiciones ligerísimamente higiénicas, se hicieron salas mejor preparadas que, con el tiempo, se transformaron en lo que hoy en día se conocen como velatorios o pompas fúnebres.

¿De qué manera son los velatorios en la actualidad?

El velatorio tiene sitio en una salón en especial habilitada para ello en los tanatorios. Las llamadas salas de candela están pertrechadas con moblaje concreto, como los sofás, y cuentan con un espacio para mostrar el féretro. En relación de si la salón está configurada al estilo español o al catalán, este va a estar en un lugar u otro.

El tanatorio es el edificio que además de esto de contar con salas de candela para las familias cuenta con espacios recurrentes asimismo dotados con asientos para que quienes se aproximan a dar el pésame a la familia del fallecido logren estar dentro de la instalación comodamente.

En varias oportunidades (cada vez menos) la familia escoge que el cuerpo continúe o sea movido al hogar del difunto para que este sea velado en . Esta clase de velatorios se dan eminentemente en ciertos pueblos marcados por la práctica.

El velatorio acaba pasadas las 24 horas primordiales para poder incinerar o enterrar el cuerpo como mínimo. No obstante, en ciertas oportunidades la familia puede elegir estar más tiempo velando al fallecido.

Cabe nombrar además de esto, que si se trata de una persona señalada en una red social, el cuerpo se puede velar en un espacio público: el salón de plenos de un municipio, la salón de una casa de cultura, un espacio de adentro en un estadio de fútbol, etcétera. A esta clase de salas de velatorios públicos se las conoce como capilla ardiente.

Servicios libres a lo largo de el velatorios

Los agentes de funerarios y tanatorios quedan a predisposición de las familias a lo largo de el velatorio. Además de esto del acondicionamiento del difunto, floristería, etcétera., existen algunos que se activan singularmente en este instante.

Ciertos tanatorios aun proponen música en directo que sirvan como expresión de los buenos recuerdos y para la meditación y contemplación.

Aun se han impulsado los espacios de apoyo en los que se puede encontrar acompañamiento a lo largo de el duelo a través de conjuntos. Las compañías funerarias pueden contar con personal formado en psicología y duelo entre otras caracteristicas.

En el momento en que el agente funerario se acerque al sitio donde se halla la familia, se le pueden preguntar por todas y cada una las opciones, según la necesidad.

Indumentaria correcta para asistir a un velatorio

A día de el día de hoy, el negro de luto comov estimenta no es obligación. No obstante, no es resulta conveniente emplear colores refulgentes o prendas bastante informales.

Es preferible elegir por tonos oscuros y neutros, como el negro, el azul marino, el gris o el cobrizo. Los familiares acostumbran a elegir por algo más o menos formal y complementos sobrios y tradicionales.

Si se va a ayudar a un velatorio en un país extranjero, es conveniente informarse antes de las prácticas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad