Saltar al contenido
Información sobre tanatorios de España

Desde Infotanatorio deseamos explicarte qué tipos de SEGUROS FUNERARIOS hay en la actualidad en el mercado ✅

Entendemos que un seguro es un contrato que ordena a alguien a realizar un pago para, llegado el instante, indemnizar de algún modo al beneficiario, bien satisfaciendo un capital, una renta u otras posibilidades convenidas.

Pero ¿A qué hablamos precisamente con seguros funerarios? ¿Qué función cumplen? Lo observamos a continuación.

¿Qué son seguros funerarios y para qué sirven?

El término hace referencia a los seguros que se activan al instante de fallecer la persona que los tiene contratado, estos pueden ser de 2 tipos:

No obstante, es este último el que mejor se amolda al criterio de seguro funerario, ya que es el que cubre los costos derivados del velatorio y el funeral. Sin embargo, el de vida asimismo puede contemplar en sus cláusulas contemplar los costos del fallecimiento.

Tipos

En los seguros de decesos se proponen diversos tipos de primas ya que no todas y cada una las pólizas son iguales. Estas se calculan en función de 2 datos básicos, la edad de los asegurados y el coste de los servicios funerarios en la región.

  • Prima nivelada. Es la más frecuente y la que se sostiene incesante a lo largo de la vida del asegurado, salvo que se aumente el capital. La cuota es fija, de forma que se sabe cuánto va a abonar el asegurado año a año.
  • Prima natural. La cuota va subiendo de acuerdo quien contrata cumple años, de forma que al principio se paga menos. Es viable que cada vez vaya costando más hacer frente al pago del seguro a medida que pase el tiempo.
  • Prima seminatural. Es una pluralidad del previo. Las primas se empiezan a abonar en edades tempranas, siendo aún reducidas, pero una vez se supera una edad, como pueden ser los 70 años, se compensa. El importe a abonar, por lo tanto, asimismo va creciendo.
  • Prima mezclada. Se mezclan elementos de las 2 primeras, la nivelada y la natural. De esta forma, la prima va a ir incorporando un ingrediente de nivelación que va a llegar a ser total a edad destacadas.
  • Prima única. El seguro se abona en una única aportación de capital. Es la opción que las compañías acostumbran a ofrecer a personas que tienen ya una edad avanzada y no han comprado seguros antes, o bien a quienes tienen una patología grave. Al fin y al cabo, las compañías no las consideraban “asegurables” bajo condiciones normales.

¿Qué cubren? ¿Cuáles son las posibilidades de los seguros funerarios?

Las primordiales coberturas de los seguros funerarios son las que tienen que ver con la prestación del servicio funerario y con las gestiones administrativas que se derivan del fallecimiento.

Debemos recordar que las pompas fúnebres comprometen usar un féretro, trasladar el cuerpo en un vehículo funerario, acondicionarlo, velarlo en un tanatorio (Si bien asimismo se puede hacer en el hogar propio), festejar una misa o algún otra liturgia religiosa o no, enterrar o cremar. A estos servicios se le pueden agregar otros elementos complementarios como las flores, las esquelas, los recordatorios y las urnas funerarias o joyas funerarias para las cenizas. Todo ello crea un coste que es un cubierto por el seguro de decesos, de haberlo.

En cuanto a los trámites, los primordiales son la petición del certificado de defunción, el certificado de últimas voluntades y la declaración de herederos (en su caso), pero asimismo se pide la baja del libro de familia, el certificado de convivencia o la pensión de viudedad, orfandad, jubilación o invalidez.

Si está recogido en las cláusulas, va a ser un profesional quien se encargue de los trámites, en los términos contratados. Esta cobertura puede ser total o parcial, es decir, puede ir desde la delegación total de los trámites al mero consejos especialista por parte de la compañía.

Virtudes de tener un seguro funerarios

Tener un seguro de decesos es asegurarse de que no va a ser la familia quien tenga que hacerse cargo del gasto, entonces es un ejemplo de compromiso y de solidaridad para con . Ahora no solo por evitarles un desembolso que logre superar de manera fácil los 3000 euros, sino más bien por dejarles que se logren centrar en pasar el duelo.

Lo común es que la familia sepa si la persona fallecida dispone o no de seguro, y de esta forma se lo comunique al agente funerario una vez se persone en el hospital o el hogar. Se habla, ya que, de dar comodidades a quienes tienen que hacerse cargo de todo.

Entre quienes está decididos a subvencionar los costos de su propia defunción, la mayoría elige esta modalidad por la tranquilidad: deposita una prima de forma periódica que puede domiciliar, y se olvida de todo. Puede que la cuota sea anual y más o menos accesible, por lo que va a pesar menos pagarla.

Desventajas de estos seguros

Es verdad que tener un seguro de decesos o funerario es muy práctico, tanto que puede compensar la primordial desventaja: resulta costoso.

En verdad, hay muchas calculadoras online que muestras que una persona de 35 años tendría que abonar una prima anual de 84,76 euros. Si es una mujer, teniendo en cuenta que la promesa de vida está en 86 años, según el INE, serían más de 4200 euros los que habría comprado al final de su vida para costear su funeral, cuando se calcula que con 3000 se podrían contemplar todos los costos.

Por precio, los seguros no siempre resultan rentables, y aun empleando el seguro con prima única proseguiría resultado más costoso. Puestos a entrar en contacto con una compañía empresa aseguradora, resulta conveniente ver bien todas y cada una las opciones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad